ILUSIONES ÓPTICAS

Las ilusiones ópticas son el resultado de la interpretación que hace el cerebro de las imágenes percibidas por los ojos.

La luz que llega a los ojos atraviesa los medios transparentes del ojo, es decir la córnea, luego el humor acuoso, luego a través de una apertura en el iris, es decir la pupila, llega hasta el cristalino. La pupila regula la cantidad de luz que entra al ojo. Si la pupila se dilata entrará mas luz y viceversa. El cristalino se encarga de enfocar las imágenes. Finalmente la luz atraviesa una sustancia gelatinosa llamada el humor vítreo para llegar a la retina.
La retina tiene dos tipos de células sensibles a la luz que son los conos y los bastones. Los conos son los encargados de la visión de colores y los bastones los de la visión en penumbra, es decir en tonos de grises. Luego, esas imágenes convertidas en información nerviosa son transmitidas por el nervio óptico y la vía visual hasta la corteza visual del cerebro localizada en la parte más posterior de este.

La información se percibe según como se haya aprendido a percibir. Por ejemplo si alguien pasa mucho tiempo dentro de un bosque o en la selva, tendrá dificultad juzgando distancias en campo abierto. Aunque su visión sea buena, la interpretación de lo que ve puede ser errónea cuando observa algo que esta por fuera de los límites de sus experiencias previas.
Cuando miramos una imagen que el cerebro interpreta erróneamente, tenemos una ilusión óptica. Por ejemplo, si le mostramos a una persona un dibujo de una bicicleta, la persona verá las llantas circulares a pesar de que en el dibujo las llantas estén ovaladas. El cerebro y la persona esperan ver llantas circulares. Algunas ilusiones ópticas son simplemente dibujos hechos para confundir y otros juegan con la mecánica visual. A continuación encontrará algunas divertidas ilusiones ópticas

El Efecto Stroop

¿De que color es cada palabra?
Menciona los colores en los que están impresas cada una de esas palabras. ¿Alguna dificultad? ¿Tardaste más de lo habitual?

Autor entrada: Maria Guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *