Quitemos barreras

Quitemos barreras. Psicoloa Murcia

“Ser tú mismo en un mundo que constantemente intenta hacer de ti algo más, es el mayor logro”.
Ralph Waldo Emerson.

Quitemos barreras, no es necesario poner más obstáculos de los que ya encuentran diariamente en el entorno en el que se mueven, las personas que tienen algún tipo de capacidad limitada, ya sea física, intelectual o emocional. Las barreras, sean del tipo que sean, dejan sólo al otro.
Las barreras semánticas obstaculizan el proceso de la comunicación y entorpecen el encuentro entre las personas. Actualmente está en desuso los términos discapacitado y minusválido y también está quedando atrás el término persona con discapacidad, para dar paso a la expresión “diversidad funcional”, que no solo es menos peyorativa sino que refleja el espíritu de reconocimiento de cada uno con su realidad y que aúna a todo aquel que tiene limitada alguna función y le reconoce primero como persona y segundo como persona adaptándose al medio como la mayoría de las personas, con los recursos de los que dispone.

La vida es lo que nos toca y desde luego todos aspiramos a tener el mayor nivel de vida y la mejor calidad de vida posible y el término diversidad funcional, que han hecho falta muchos años y mucho esfuerzo para poder acuñarla, abre un horizonte de integración que permite a la persona con discapacidad, reconocerse como diverso funcional de forma ética y con responsabilidad social y luchar por conseguir sus derechos por ser y pertenecer a la sociedad en la que viven.

Todas las personas tenemos limitaciones, unas más obvias y visibles que otras, pero todas limitaciones de una u otra índole y lo verdaderamente importante es aceptar lo que cada uno tiene sin lástimas ni victimismos y aprender a sacar lo mejor de nosotros mismos con dignidad, asumiendo la responsabilidad de la propia vida y desarrollando la resiliencia, esa capacidad que todos tenemos para soportar cualquier situación por difícil que sea y ponernos en la postura de aprender de ella. Con cada amanecer se abre ante nosotros la oportunidad para elegir cómo queremos vivirlo en función de las posibilidades reales que cada uno tiene y desde la conciencia de que uno en sí mismo, es mucho más grande que los obstáculos que tiene.

Autor entrada: Maria Guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *