¿QUÉ SON LOS NERVIOS?

Es común que nos escuchemos decir en algunas ocasiones ¡qué nervioso estoy! ¡estoy tan nerviosa que voy a estallar!, ¡no puedo más, los nervios me pueden!.
Los nervios siempre andan molestándosos, les echamos la culpa de muchas de las cosas que nos suceden. Conocí a una persona que ante situaciones que la superaban y a las que respondía estallando, solía decir: «no era yo, me entró el nervioso«. Claro, si era el nervioso el que la hacía estallar, él era el responsable, ¿que culpa tengo yo¿, se excusaba con frecuencia ante sus salidas de tono.
A los nervios también les echamos la culpa cuando no alcanzamos a hacer TODO lo que nos hemos propuesto, a situaciones que se nos escapan de las manos, cuando tenemos que enfrentarnos a situaciones incómodas o difíciles, en todas esas situaciones y en muchas más ¡ahí están los molestos nervios!.
Los nervios no tiene que ver con estás respuestas que damos, son una parte del sistema nervioso con forma de filamentos que se distribuyen por todo el organismo transmitiendo estímulos.
A lo que nosotros llamamos «nervios», son el resultado físico y psíquico de una situación de ansiedad y su manifestación es tensión, inquietud, intranquilidad, angustia, irritabilidad y hasta agresividad. Estos nervios también tiene consecuencias físicas como temblor en las manos, taquicardia, sudoración, presión en el pecho, picores y hasta trastornos digestivos. Tanto las manifestaciones físicas como las emocionales, son síntomas de ansiedad.
La ansiedad es un estado de alerta del organismo que reacciona ante un estímulo psíquico que se vive como amenaza.
¡Te identificas con alguno de estos síntomas?.
Una buena noticia, la ansiedad se cura.

Autor entrada: Maria Guerrero