LA SOMBRA


  

Apareces negra,
deforme, amenazante,
y me sigues,me persigues,
me imitas con burla
de espejo embrujado.
No eres un sueño,
ni una pesadilla,
ni una fantasía.
Eres lo que yo no quiero ser,
silueta diluida y oscura,
siempre errante,sin rostro, sin nombre.
Estás, pero no eres nada sin mí.
Nada. Solo la sombra
de mi parte oculta.
Mercedes Batlle Sales

Autor entrada: Maria Guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *