DIAS PARA COMPARTIR

El pasado puente de la Constitución, esperado por tantos para hacer esas escapaditas tan deseadas, tuve la oportunidad de encontrarme con las amigas que viven lejos pero que siempre están tan presentes en mi corazón.

Estos días también han sido maravillosos además, porque los he compartido con mi hija, ambas iniciamos la aventura de cruzar España en autobús, compartiendo la alegría de estar juntas. Desde que salimos de Murcia el viernes día 3 de diciembre, no hemos parado de andar de un lado para otro, el primer destino Pamplona, que nos esperaba engalanada con una preciosa alfombra blanca y un frío que helaba los huesos, que se torno cálido y calentito cuando en la estación, vimos venir hacia nosotras una sonrisa andante y unos brazos abiertos y dispuestos para abrazar, era Blanse ¿qué alegría volver a abrazar a mi amiga!

Como cada vez que nos vemos, la primera noche es para actualizar las páginas de nuestros libros, mientras degustamos una deliciosa cena que ya tenía preparada acompañada por una olorosa copa de vino navarro ¡que rico!.

Al día siguiente, salimos, armadas hasta la cabeza con nuestros gorros de lana, hacia Logroño dónde nos esperaba Begoña, una mujer increíble que envuelve y revuelve con su dinamismo y su ternura brava.

Los días 3, 4 y 5, las Voces del Extremo acudieron al Ateneo Riojano en el que se celebró el certamen de poesía “Poesía en el Desierto”. Acudieron poetas de toda España para compartir sus creaciones inspiradas en el sentir del acontecer cotidiano.

Fue la primera vez que acudía a este encuentro que se realiza todos los años, un encuentro explosivo, lleno de magia, de humanidad, de realidad honda y de conciencia desnuda expuesta ante todos con el coraje y la valentía del toro bravo que sale a la plaza a las 5 de la tarde y se presenta orgulloso de ser quien es.

Me siento orgullosa de haber tenido la oportunidad de compartir un poquito de lo mio ante tantas personas con alma gracias a la invitación de Begoña. Gracias Begoña por abrirnos las puertas de tu casa, de tu corazón y por poner un micrófono a mi voz. Gracias Voces del Extremo.

De nuevo Blanse al volante buscando un nuevo destino Ondarroa en Viscaya, dónde nos esperaba otra mujer encantadora, Garbiñe. Nos abrió las puertas de su casa desde la que se veía la ría que atraviesa el precioso pueblecito y los puentes cargados de historia que une ambas partes. Verde un mar unidos en el paraje vasco, maravillosa mezcla de colores enredados en perfecta armonía.

Tras el disfrute del encuentro, que fortalece los lazos de la amistad, regresamos a Plamplona con el corazón más lleno si cabe, para vivir la última noche de esta escapada cedida por el puente de la Constitución.

Nos acompañó la charla intimista, la risa alegre, el aviso de la despedida con menos adiós porque el sentimiento de unión permanece presente en el cajón destinado al sentir del alma. Gracias Blanse, impresionante mujer, entrañable amiga.

Autor entrada: Maria Guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *