«DEJAR EL ORGULLO A UN LADO»

A lo largo de mi vida , he ido encontrando muchas personas, unas se quedan otras no, unas llegan dentro , otras pasan de puntillas, en fin, lo normal.

El problema surge cuando alguien de las que están dentro de tu corazón, alguien a quien quieres, de las que al pasar por tu vida hace muchos años se quedaron, te falla.

La causa es absolutamente intrascendente, una bobada, pero quiero compartir el sentimiento, lo que me ocurrió paso a paso.

Con lo primero que tuve que luchar fue con una tristeza inmensa, no entendía nada, solo ganas de llorar, de buscar un porque, crees tener una amiga y de repente no la encuentras, dramatizas, te pones en lo peor, sacas todo de contexto, y así van pasando los días.

Conforme pasó el tiempo fui entrando en otra fase y esta fue la de la rabia, del rechazo, evitaba por todos los medios coincidir, cualquier tipo de acercamiento, pero eso me hacia mucho daño y quise pasar , al olvido, a la indiferencia, y ahí fue cuando entendí que ese no era el camino.

Cuando alguien realmente te importa, el único camino es el dialogo, El orgullo hay que dejarlo a un lado, no importa quien de el paso, lo que realmente importa es sentarte delante de un buen café, mirar a los ojos de tu amiga, contarle lo que sientes, escuchar sus palabras y comprobar que da unos resultados magníficos.

Gracias a eso, hoy día sigo teniendo una gran amiga.

Un beso fuerte.

Esta experiencia la envía desde Murcia, España, nuestra amiga Marige Guerrero una valiosa y sabia mujer, de la que tengo el orgullo de ser su hermana.
Gracias por tu regalito preciosa

Autor entrada: Maria Guerrero