PENSAMIENTOS

Todos los días de la semana un hombre iba a desayunar con su compañero de trabajo. De camino al bar, paraba en el quiosco de la esquina y le decía al vendedor ¿por favor, me da usted el periódico?. El vendedor lo miraba de arriba a abajo y le tiraba el periódico de malas formas y el hombre, al recogerlo, le decía ¡gracias!, mientras extendía su mano para darle el dinero.

Así sucedía día tras día. El compañero de trabajo que siempre le acompañaba en la hora del desayuno y que cada día contemplaba la historia de dijo: cuando vas a comprar el periódico, el vendedor te trata mal, no es amable y te mira de malos modos, ¿porque siempre le respondes con amabilidad?.

El hombre contempló a su compañero y le respondió, ¿acaso voy a permitir que él mande en mi conducta?.

SE EL DUEÑO DE TUS COMPARTAMIENTOS

SE FIEL A TI MISMO,

ELIGE TUS ACCIONES

ACTIVA TUS RECURSOS,

NO DEJES EL PODER,

TU PODER,

EN MANOS AJENAS,

FLORECE COMO QUIÉN ERES

Y DISFRUTA DE TI.
¿A QUIÉN PERMITES Y LE OTORGAS EL PODER DE QUE MANDE EN TUS COMPORTAMIENTOS?

Autor entrada: Maria Guerrero