Cuenta una historia que dos amigos iban caminando por el desierto. En algún punto del viaje comenzaron a discutir, y un amigo le dio una bofetada al otro.

Lastimado, pero sin decir nada, escribió en la arena:
“Mi mejor amigo me dio hoy una bofetada.”
Siguieron caminando hasta que encontraron un oasis, donde decidieron bañarse.
El amigo que había sido abofeteado comenzó a ahogarse, pero su amigo lo salvó.
Después de recuperarse, escribió en una piedra:
“MI MEJOR AMIGO HOY SALVO MI VIDA.”
El amigo que había abofeteado y salvado a su mejor amigo preguntó:
“Cuando te lastimé escribiste en la arena y ahora lo haces en una piedra. ¿Porqué?”

El otro amigo le respondió: “cuando alguien nos lastima debemos escribirlo en la arena donde los vientos del perdón puedan borrarlo. Pero cuando alguien hace algo bueno por nosotros, debemos grabarlo en piedra donde ningún viento pueda borrarlo.”

Aprende a Escribir tus heridas en la arena y grabar en piedra tus venturas. Dicen que toma un minuto encontrar a una persona especial, una hora para apreciarla, un día para amarla, pero una vida entera para olvidarla.

Autor entrada: Maria Guerrero

2 comentarios sobre “

    m. ge

    (mayo 31, 2010 -7:44 am)

    Creo que la última frase de tu articulo es, una de las frases más bonitas que habia leido núnca, cuando alguien especial pasa por tu vida es imposible poder olvidarlo, lo llevas en el corazón el resto de tu vida.
    Te quiero guapa.

    admin

    (mayo 31, 2010 -3:34 pm)

    Es precios, las personas que pasan por nuestra vida algunas pasan de largo y otras permanecen el el corazón y eso resulta un regalo, asi nuestro corazón siempre está completo.

    Te quiero preciosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *