Tuve una infancia feliz, sentía que mis padres se querían y me querían. En la adolescencia descubrí, registrando un cajón de mi madre para ver si estaba y había firmado mi autorización para ir a un viaje del instituto, un sobre que, metiéndome a “salsero”, abrí. Conforme leía sentía que me temblaban las piernas y estaba conmocionado, eran unos papeles que hablaban de adopción, de mi adopción.
Entonces ¿mis padres no eran mis padres?, ¿dónde estaban los mios, mi madre la que me parió?.
Esperé unos días para reponerme del impacto y hablé con mis padres. Allí estábamos los tres sentados en el salón de la casa frente a frente y de pronto se me aparecieron diferentes y yo estaba muy nervioso y desconcertado.

Me contaron que durante años habían hecho muchos intentos para tener hijos y finalmente al no conseguirlo, decidieron adoptar. Yo fui el primer niño que tuvieron en sus brazos y me confesaron que empezaron a quererme nada más verme. Estaba emocionado, los tres estábamos emocionados y llorábamos. Les recriminé que no me lo hubieran contado y ellos me hablaron de su miedo a mi rechazo.

Hoy, después de la confusión, que aclaré poco a poco en sesiones de terapia, he vuelto a recuperar mi bienestar y me siento agradecido por el gran amor y dedicación que he recibido por parte de los dos. Vosotros sois mis padres, os quiero.

Autor entrada: Maria Guerrero

3 comentarios sobre “

    Anónimo

    (abril 29, 2010 -6:19 pm)

    Tu historia es muy alentadora. Mi harmana tiene una niña adoptada y tiene mucho miedo de que se entere, supongo que es lo mismo que le pasó a tua padres, ojalá ella también, pueda llegar a la conclusión de que son ellos la que la han criado y la han querido y ella tambien pueda seguir queriendolos una ves se entere. Muchas gracias por compartir tu historia y muchas gracias a ti María por este espacio abierto a la vida cotidiana de las personas que cuidas con tanto esmero.

    Anónimo

    (abril 29, 2010 -6:22 pm)

    Yo soy adoptada y se lo que sentiste cuando te enteraste porque yo me quedé muy rota, toda mi vida se desmontó en muy poco tiempo. También era adolescente, tenía 14 años y sentí mucha rabia porque me habían engañado. Con el tiempo he ido aprendiendo a colocar las cosas en su sitio, ellos me quisieron desde siempre y son unos buenos padres. Cuando lo superé pude quererlos.
    Gracias por el blog

    Anónimo

    (abril 30, 2010 -2:50 am)

    Noticia: La revolución en la salsa llega hasta Logroño de la mano del maestro Vince, se trata de LA SALSA DURA, este es un estilo novedoso, exclusivo y exitoso, nunca antes impartido en Logroño, es la primera vez en la historia de la salsa en esta ciudad que contamos con la exitosa y explosiva “Salsa DURA Cubana”, de la mano de su propio creador el maestro Vince, entérate aquí, no te lo puedes perder, aprovéchalo.
    http://www.cursosvince.soy.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *