UN ENCUENTRO ENTRE PERSONAS CON EL CORAZÓN ABIERTO







CURSO DE CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO EN VILLA GARCÍA DE CAMPOS.

Este fin de semana, desde el jueves día 11 al domingo día 14, hemos realizado el curso de Conocimiento de sí mismo, organizado por los TELÉFONOS DE LA ESPERANZA DE LEÓN, VALLADOLID Y SALAMANCA.
Mi reconocimiento, agradecimiento y cariño a los voluntarios de estos Teléfonos y de todos los Teléfonos de la Esperanza cuya fuerza y entusiasmo hace posible el milagro del amor incondicional, materializado por la entrega y la generosidad puesta al servicio de los demás.

Con algunos de ellos ellos compartido este curso, formando un grupo humano comprometido desde el corazón en el despertar de las personas que han participado, cada uno poniendo lo mejor de sí mismo al servicio de los demás, personas sencillas, generosas, de corazón grande, GRACIAS desde el corazón.

Una vez más me siento emocionada y conmovida por la grandeza del ser humano, manifestada en las personas que han asistido a este curso, que no son distintas de las personas de otros cursos. Puesto su empeño y su deseo en descubrir más sobre sí mismos, DESPERTAR a su vida más plenamente vivos.

¡QUE IGUALES SOMOS, QUE RICOS,
QUE VALIOSOS!

Me gustan las personas, las personas que se comprometen con su vida, que ponen toda la carne en el asador para sacar lo mejor de sí mismos y gustan de compartirlo con los demás.

Me gustan las personas sencillas, llanas, sin doblez, de expresión cercana, de risa alegre como los cascabeles de un corcel que pasea a sus anchas por la feria de Sevilla.
Me gusta sentir el calor que emanan las personas que creen en sí mismas, que se acercan sin temor a los otros y extienden sus brazos para abrazar la vida que brota de ese contacto, ese encuentro auténtico, genuino en sí mismo cada vez.
Me gusta la apertura de las personas que confían, que creen que forman parte del bienestar propio y el de las personas a las que quieren y saben que pueden proporcionárselo con actos de amor permanentes, puestos en su cuidado y el cuidado de los demás.

Me gustan las personas que vibran, que ven el amanecer de cada día con mirada nueva. Que están abiertos al descubrimiento desde la inocencia del niño que les habita, con la ilusión encendida y la mirada limpia.

Me gustan las personas que aceptan sus errores, que los viven como una oportunidad para aprender más sobre si mismos. Que son capaces de mirar los errores de los demás sin juicios, sin críticas. Que son capaces de acariciar con miradas comprensivas y adoptar posturas tolerantes.

Me gustan las personas comprometidas, honestas consigo mismas, personas que se aceptan como son y comprenden que tal como son está bien, porque solo a partir de lo que son hoy pueden avanzar, crecer y poner en juego en su vida lo mejor de sí mismos.
Me gustan las personas como vosotros, que os interesáis en vuestro proceso, con la intención de ser cada día más auténticos. Que sois capaces de aceptar el dolor, atravesarlo y salir a otro sitio con más conciencia de quienes sois para dejar libres a las maravillosas personas que sois.
Me gusta estar con vosotros, me enriquezco, me nutro, me ilusiono y vibro a vuestro lado. Con personas como vosotros me comprometo y me embarco en cualquier aventura porque crezco y me siento plena, viva y agradecida.
Solo llega al corazón lo que sale del corazón y vosotros, todos, con la apretura de vuestro corazón habéis acariciado el mío.

Autor entrada: Maria Guerrero