LA DEPENDENCIA EMOCIONAL II

Cuando estamos metidos en relaciones desde la dependencia, dejamos de ser nosotros, nos olvidamos que sentimos, que pensamos, que queremos y mucho más olvidadas quedan
nuestras necesidades.

Pensamos que si damos más, conseguiremos más. La verdad es que eso nunca ocurre, por eso continuamos empeñándonos poniendo toda nuestra alma en ese dar, con el resultado de un fuerte dolor de espalda.
Mi amor lo conseguirá,
se que lograré que cambies
que te acerques más a mi
que me quieras,
me respetes y me aceptes
sin límites ni fronteras.
Mi amor lo conseguirá
por eso te lo doy todo,
por eso tan solo quiero
lo que tú quieras,
se que entonces me amarás
como quiero que me quieras.
Eso pensaba y creía
mi amor lo conseguirá
y la espera tras los años
dejó mi espalda encorbada,
solo me aportó cansancio.
nunca, nunca me sirvió de nada.
Menos mal que me di cuenta
mi amor no lo conseguirá,
nada puedo hacer con lo que sientes,
con lo que haces o pienses,
solo puedo hacer mi parte
y respetar lo que quieres.
Respetar no significa
que me calle o que me quede,
tú eres dueño de lo tuyo
y por tanto el que decides,
yo me guío por lo mio
y elijo que me conviene.
MG

Autor entrada: Maria Guerrero

3 thoughts on “LA DEPENDENCIA EMOCIONAL II

    Anónimo

    (abril 2, 2010 -8:46 am)

    YO PERSONALMENTE NO PODIA ESTAR NI UN MINUTO SOLA,ME IBA A LA CALLE, YA QUE NO AGUANTABA LA SOLEDAD. GRACIAS A TRABAJAR Y LUCHAR CONTRA ELLA ME ENCANTA ESTAR A RATOS SOLAS Y SIN NADIE QUE ME MANEJE O YO MANEJE. MUCHAS VECES PREFIERO ESTAR SOLA A MAL QUE CON GENTE QUE NO APORTA NADA.
    MARIA ME HA ENSEÑADO Y YO LO HE PRACTICADO Y ME SIENTO FELIZ.GRACIAS RATILLA COMO TE LLAMO CON TODO EL CARIÑO DEL MUNDO.

    Anónimo

    (junio 3, 2010 -8:38 am)

    era tal la dependencia afectiva que tenia hacia ti que a todas horas estabas en mi mente.me ayudabas tanto que llegue a idolatrarte de tal manera que tu eras antes y lo principal antes que nadie. eso con trabajo personal entre las dos paso. ahora te sigo queriendo tanto pero pienso en mi. gracias a esta ratilla llamada maria que vale millones. un besazo. paloma

    Anónimo

    (julio 15, 2010 -12:20 pm)

    ! Yo he sido así y lo sigo siendo! Es fuerte darte cuenta (visto desde afuera) lo que somos capaces de hacer por mendigar el cariño y el amor de otra persona. Olvidarme completamente de mi, de mis necesidades, de amarme (que gracias a tu ayuda, cada vez doy mas pasitos y me voy queriendo más). Y te das cuenta de que nunca puedes ser feliz, sólo satisfaciendo al otro. Pero aquí estamos, aprendiendo a vivir…gracias a ti Maria!. Besitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *