HOY DESPERTÉ, DESPIERTA.

Después de varios días nublados,
con lluvia, oscuros, hoy ha salido el sol. Al despertar y ver iluminada mi
habitación, me ha venido un sentimiento de bienestar confortable, cálido, de
alegría íntima, ese tipo de sentimientos de plenitud que son gratis y que no
tengo que hacer nada para ganarlos, solo estar atenta y permitirme sentir. No
me he levantado rápidamente, como suelo hacer, he permanecido quieta,
disfrutando y gozando de ese instante, dejando que los rayos luminosos se
cuelen también dentro de mí a través de los poros de mi piel, de mis sentidos
abiertos a la experiencia y dejándome abrazar por el calorcito que desprenden
en mi interior. Quieta, en reposo, respirando consciente de mi respiración,
serena, quieta, recibiendo el regalo precioso que me trae este día.
¡Qué bueno que hoy me he parado!.
¡Qué bueno que no he dejado pasar este momento sin darme cuenta, sin vivirlo!. ¡Qué
bueno es estar despierta!. 
Me siento agradecida por
permitirme estar presente, con mis sentidos abiertos al contacto con la vida, con
la que fluyo serenamente, fusionada, en armonía.

Autor entrada: Maria Guerrero

4 thoughts on “HOY DESPERTÉ, DESPIERTA.

    Yashira

    (abril 12, 2015 -11:10 pm)

    Qué bien que así haya sido, que efectivamente no hayas dejado pasar ese momento tan precioso y preciado. Es la forma más maravillosa de agradecer el estar vivo, qué mejor forma que viviendo cada instante.

    Abrazos preciosa.

      admin

      (abril 16, 2015 -11:23 am)

      Desde luego, eso me lleva a poner conciencia y tener presente lo importante de cada momento que a veces me olvido.
      Muchos besos preciosa.

    Anónimo

    (abril 15, 2015 -9:38 pm)

    Te felicito por haber sido capaz nada más despertar vivir el presente y no empezar a desarrollar el día con algo que habías planificado
    Me encanta como redactas María. Tus reflexiones me llegan a lo más profundo de mi ser.
    Mª Ángeles (de León). Te envia besos y abrazos.

      admin

      (abril 16, 2015 -11:26 am)

      Gracias Mª Angeles, me encanta comenzar el día lo más en blanco posible, porque así me dejo abierta a la sorpresa con el agradecimiento por los regalos que la vida me trae a cada momento.
      Muchos besos y abrazos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *