JUZGAR SIN SABER…

Un médico entró en el hospital de prisa después de haber sido llamado a una cirugía urgente. Él contestó a la llamada lo antes posible, se cambió de ropa y se fue directamente al bloque de la cirugía. Él encontró el padre del niño ir y venir en la sala de espera para el médico. Una vez al verlo, el padre gritó: “¿Por qué tomaste todo este tiempo por venir? ¿No s…abes que la vida de mi hijo está en peligro? ¿No tienes sentido de la responsabilidad? “

El médico sonrió y dijo: “Lo siento, yo no estaba en el hospital y me vine lo más rápido que pude después de recibir la llamada… Y ahora, me gustaría que se calme para que yo pueda hacer mi trabajo”

“¿Que me Cálme? ¿Qué pasaria si fuera su hijo el que estubiera en esta habitación ahora mismo, estarias calmado? Si su hijo se estubiera mueiendo ahora qué harias? “, Dijo el padre enojado.

El médico volvió a sonreír y contestó: “Voy a decir lo que dijo Job en la Biblia” Del polvo venimos y al polvo volveremos, bendito sea el nombre de Dios”. Los médicos no pueden prolongar la vida, vamos a hacer todo lo posible por la gracia de Dios “

“Dar consejos cuando no estamos en cuestión es tan fácil”, murmuró el padre.

La cirugía se llevó algunas horas, después el médico salió feliz y le dijo al padre, “Gracias a Dios! Su hijo se ha salvado! “

Y sin esperar la respuesta del padre el doctor muy apurado mira su reloj y salió corriendo. mientras se marchaba le dijo “Si usted tiene alguna pregunta, pregúntele a la enfermera!”

“¿Por qué él es tan arrogante? No podía esperar algunos minutos más, para que yo pudiera preguntarle más sobre el estado de mi hijo”, -le dijo a la enfermera-..

LA ENFERMERA RESPONDIÓ, CON LÁGRIMAS POR SU ROSTRO:

“EL HIJO DEL DOCTOR MURIÓ AYER EN UN ACCIDENTE DE CARRETERA, Y EL MEDICO ESTABA EN EL CEMENTERIO CUANDO USTED LE LLAMÓ PARA QUE REALIZARA LA CIRUGÍA DE SU HIJO

Nunca sabes lo que le sucede a la persona
que te tiende la mano,
solo podemos estar agradecidos porque su generosidad
le permite extendernosla
con una sonrisa.

Autor entrada: Maria Guerrero

2 comentarios sobre “JUZGAR SIN SABER…

    Anónimo

    (julio 24, 2012 -9:08 pm)

    me ha encantado el relato ultimamente estoy aprendiendo a no juzgar,deseo que llegue un momento que sea parte de mi vida y ni me atreva a empezar a ello. juzgar nos hace mas desgraciados.un beso pagamar

    admin

    (julio 25, 2012 -2:41 pm)

    Así lo creo, los juicios son limitaciones que nos dificultan para ver la relidad que se nos muestra.
    Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *