REFLEXIÓN

Para hoy un reflexión honda y profunda.

Cuando nos mantenemos en el dolor que nos hicieron o que nosotros inflingimos a otras personas, alimentanos nuestro resentimiento hacia nosotros o hacia ellos, o a los dos, entonces nos mantenemos atados y obligados a re-sentir, sentir una y otra vez ese dolor.

Cuando perdonas te liberas y te sueltas de las ataduras que te mantienen atrapado…
El perdón es la clave para la libertad interior.

Autor entrada: Maria Guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *