LOS SABORES DE LA VIDA


Una persona me decía un día que su vida no tenía color ni sabor y por eso se sentía aburrida sin ganas de hacer nada ni de ir a ninguna parte. Al estar metida en esa apatía y recubierta por una bruma espesa que le impedía ver y valorar todo lo que la rodeaba , solo extraía lo negativo de cada situación y emitía quejas y más quejas sobre lo que le faltaba.

La invité a coger un caramelo de la bandeja, ¿te apetece, que caramelo te gusta?.

Los miró, en un intento de elegir, ¿no hay de chocolate?

No pude evitar una carcajada, ¿que tiene que ver esto con tu vida?

Parece que buscas lo que no está y desprecias los que hay.

En la vida ocurre igual, solo puedes coger en cada momento lo que te ofrece, así que elige uno de los que aquí y ahora están disponibles para ti, degústalo y disfrútalo.

Autor entrada: Maria Guerrero