EL SUFRIMIENTO COMO PRUEBA DE FORTALEZA

El sufrimiento como prueba de fortaleza se basa en la creencia de que Dios no nos carga con más peso del que podemos soportar.

“ Dios permitió que esto te sucediera porque sabe que eres lo suficientemente fuerte como para soportarlo”

Según esto podríamos preguntarnos ¿si yo hubiera sido una persona más débil, entonces no habría sucedido?.

El sufrimiento en sí no es prueba de fortaleza, ni Dios nos lo envía para darnos ninguna lección, ni tiene en sí ninguna utilidad.

El dolor es humano, como todo el repertorio de nuestros sentimientos forma parte de la vida.

Lo que verdaderamente nos vale y nos alimenta, llenándonos de fortaleza y permitiéndonos evolucionar y adquirir riqueza en nuestra persona, es la forma en como nosotros enfrentamos ese sufrimiento, sacándole, por medio del contacto con ese dolor y del aprendizaje, todo el fruto que nos permita aceptarlo con serenidad.

Autor entrada: Maria Guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *