RECOGEMOS LO QUE SEMBRAMOS

Cada acción, cada acto que realizamos genera una energía que, como un bumeran, termina volviendo a nosotros.

Si optamos por encaminar nuestros actos hacia el bienestar, la felicidad y el éxito, tanto personal como para los demás, el fruto que recogeremos será justo ese, bienestar, felicidad y éxito.

Siempre podemos elegir por dónde queremos conducir nuestros pasos, está en nuestra mano decidir que semillas son las que queremos plantar, con la conciencia de que nuestras semillas de hoy pueden ser los bosques que mañana oxigenen nuestra vida o la dejen desolada.

SEMBRAMOS LO QUE COSECHAMOS
RECOGEMOS LO QUE SEMBRAMOS

Autor entrada: Maria Guerrero