BUSCA TUS SUEÑOS

Desde hace años aparecía en mis sueños un prado verde cuajado de florecillas de colores, un prado sin fin
por el que me deslizaba ladera abajo dando vueltas y más vueltas, riendo y retozando como una niña.
No quería despertar, le pedía al sueño ¡un ratito más por favor!.
Creo que el sueño me decía: ¡diviertete, juega, ríe, disfruta!, hay un tiempo para lo serio y un tiempo para el recreo.
Cuando vi la ladera verde en Plenzia, muy cerquita de Bilbao lo supe, era la ladera que aparecía en mis sueños. Al principio no me atreví, había muchas personas tomando su aperitivo y disfrutando del radiante día y me daba vergüenza pero de pronto me dije: ¡que diablos, esta es mi ladera y este es mi sueño! y sin darle más vueltas me eché a rodar por la hierba verde y me divertí y jugué y reí y disfruté, en efecto hay un tiempo para todo.

Autor entrada: Maria Guerrero