ACEPTA Y AGRADECE

Acepta con calma los acontecimientos tal como ocurren

no exijas que sucedan como tú deseas,
acéptalos tal y como son realmente
y deja de luchar,
de quejarte
y de tenerte pena.
Cada cosa llega en el momento preciso
ni antes ni después,
así que respira ante cualquier situación
acógela y agradece todo lo que acontece en tu vida
porque es por algo y para algo que necesitas saber,
solo así te será posible la paz.
MG.

Autor entrada: Maria Guerrero