CAMINANDO EN EL CAMINO


Valentín Turrado, PERSONA honda y entrañable y sencilla, apasionado de la vida, entusiasmado con la belleza de todo lo que le rodea, enamorado del corazón de las personas.

Esta vez nos regala su reflexión a lo largo de su andadura en el Camino de Santiago.

Gracias Valentín, por enseñarnos un poco, solo un poco de tu belleza.

«A las personas nos gustaría que hubiera otra forma de avanzar, de crecer, de construir, más cómoda y menos sudorosa. A los humanos desearíamos alcanzar la cúspide sin subir la montaña. ¡Qué necios somos!. Sólo a base de esfuerzo, de riñones, de fe y de gracia, de esperanza incierta, de soledad o de compañía, conquistamos el corazón de las cosas, las entrañas de uno mismo, el rostro de los demás, y Dios se nos hace el encontradizo, nos quita la sed… » (V.T.M.)

Autor entrada: Maria Guerrero